Hay lugares en el mundo que si no existieran se deberían de erigir.
Uno de estos lugares es Solana del Tamaral o Solanilla del Tamaral como se la conoce actualmente, una pequeña comunidad situada en las faldas de la sierra en el término municipal de Mestanza.
Su enclave estratégico, su paisaje y su gente la impregnan de unas peculiaridades que pocos pueblos tienen. Es la población que, a pesar de la mano del hombre, mejor ha conservado su pureza y encanto en su original paisaje.
Lugar escasamente habitado y con una población envejecida sigue manteniendo el reflejo de la identidad de los que en él han habitado a lo largo de los siglos, perpetuando la explotación, para el autoconsumo, del pequeño huerto con árboles frutales y, en algunos casos, con un pequeño hato de ganado.

Así comienza el nuevo libro que nuestro amigo y vecino  Miguel Martín Gavillero ha elaborado, esta vez, para incluirnos en los comienzos -más que posibles- de Solanilla del Tamaral. Un lugar con mucho encanto, pequeño, pero muy hogareño, enclavado en la sierra, con maravillosas vistas a su alrededor. Entrad y descubrid este lugar tan maravilloso, os encantará.

Para descargar este nuevo libro, haz «click» en la siguiente imagen:

 

book-933234_1920

 

También puedes acceder a este y otros libros en la sección de Libros de esta página, o en la página de Miguel Martín Gavillero.